Antes de comprar cualquier juguete sexual es importante que te informes acerca de su uso y las implicaciones que debes tomar en cuenta, además si planeas usarlos en pareja es necesario que tu compañero/a esté completamente de acuerdo con ello, pues la idea es aumentar el placer para ambos y no causar incomodidades. Atrévete a experimentar y a abrirle la puerta al placer.

Lo primero de todo que debes saber es que usar juguetes sexuales no te convierte en una obsesiva del sexo, nada más lejos de la realidad. Interesarte por los juguetes eróticos, tampoco significa que tú pareja no te atraiga o que no sea lo suficiente sexualmente para vos.

Te quitamos una creencia muy popular y extendida, ¡los juguetes no son sólo para chicas solteras o que prefieren disfrutar en solitario! De hecho la gran mayoría de los compradores de este tipo de productos están en pareja. Es hora de liberarse de prejuicios y tomar las riendas de nuestra propia sexualidad.

Empecemos por tomar conciencia de lo que queremos, de lo que te gusta y de lo que deseamos para nuestro bienestar. Si es la primera vez que vas a comprar un juguete sexual, deberás hacerte algunas preguntas con el propósito de realizar una elección acertada para que sea una buena inversión que te genere muchos momentos de felicidad, pues la idea es que lo uses con cierta frecuencia, y no que el aparato se quede guardado en la mesa de noche o le salgan telarañas como el aparato de ejercicios que compraste el año pasado XD.

¿Qué tipo de estimulación querrías?

Esta es una pregunta que debes hacerte, y que no es tan obvia como parece, pues hay personas que utilizan juguetes sexuales para las orejas, ombligos o pies, ya que las zonas erógenas no se limitan solo a los genitales, así que donde haya piel, ganas y terminaciones nerviosas, habrá placer.

Por eso hay todo un universo de juguetes, obvio que los más comunes para las féminas son los que estimulan el clítoris o la vagina, siendo los más populares los llamados mixtos, también conocidos como vibradores dobles o “conejitos” que pueden generar goce en las dos áreas al tiempo, con masaje y penetración. Así mismo hay juguetes anales, lubricantes, bolas, entre otros, más la sugerencia para empezar es que consigas una bala vibradora o un masajeador de clítoris.

¿Es para vos sola o para jugar con tu pareja?

Ya sea que estés soltera o tengas pareja, es importante que te regales tiempo para un spa vaginal. Mi invitación es que tengas un inventario erótico con lo mejor de ambos mundos, que compres un dildo o vibrador el cual te permite jugar en solitario o incluir a tu pareja de vez en cuando.

Y en el caso que tengas una relación estable o amantes ocasionales, hay muchos kits bastante divertidos que se consiguen en los sex shops, que incluyen aceites para calentar motores y propiciar la sensualidad, disfraces, lencería, esposas con peluche, cremas retardantes, anillos, masajeadores, dildos para parejas, entre otros.

¿Cuál es tu presupuesto?

Hay para todos los bolsillos, en el mercado puedes encontrar desde el típico dildo o ya mal dicho (consolador) en su versión más básica, hasta la tecnología de punta como el vibrador a control remoto o los productos que puedes usar bajo el agua. Nuestra recomendación es que, si vas a empezar, comprá un producto de buena calidad, no necesariamente tiene que ser el más costoso pero que por lo menos te dure un buen tiempo.

¿Dónde comprarlo?

Hay que quitarse esa idea de que los sex shop son sitios donde no debes entrar, la verdad la mayoría cuentan con una decoración muy “cute” y hasta de buen gusto como Eclipsia. Algunos que venden gran variedad de objetos como un supermercado del deleite y otros en cambio que se pueden especializar en alguna práctica determinada como el BDSM.

Te damos 4 pasos para una mejor experiencia en un Sex Shop

Paso 1.  Elige una buen Sex Shop o tienda erótica

Date un tiempo para buscar en la web los mejores sexshop de tu ciudad, los que cuentan con mejores y mayores referencias, los que estén bien ubicados y sobre todo tengan buenos precios. Las tiendas para adultos a veces pueden tener la mala reputación de lugares espeluznantes, donde hay personas listas para abordarte y seducirte; incluso, tienen la mala reputación de ser lugares sucios. Pero lo cierto es que hoy en día los gerentes de este tipo de tiendas se van esforzando cada vez más por hacer de estos lugares seguros, cómodos, tranquilos y además, en muchos casos, lujosos. Visitá Eclipsia

Paso 2. Abre tu mente

Luego de haber elegido el sex shop de tu preferencia, tu primera visita puede ser solo para ver la clase de productos que tienen, para que te des una idea de lo que te puedes encontrar y elegir: lencería, disfraces, juegos de mesa, velas aromáticas, botas de cuero, lubricantes, vibradores y un sinfín de cosas más. Puede que vayas a la tienda sin algo específico que comprar, pero te aseguro que si vas con una mente abierta y tratas de sacar de ti la vergüenza, tu siguiente visita será una experiencia muy buena.

Paso 3. Conoce lo que más te excita a ti y a tu pareja

Es importante que a la hora de buscar tu primer juguete sexual no te dejes llevar solo porque un producto se ve excitante. Toma muy cuenta los gustos de tu pareja y los tuyos para que el que compres sea un producto al que realmente le darás uso y no quedará tirado y guardado en un cajón. Por ejemplo: No le compres a tu chico un anillo estimulador si sufre de eyaculación precoz. No compres para ti un estimulador anal si no piensas tener sexo anal, pues emocionarás a tu chico sin sentido.

Paso 4. Sé realista

Si eres una chica muy tímida en público, pero te mueres por conocer los juguetes sexuales para parejas, entonces no intentes hacer algo que puede ser traumático para ti o puede resultar en una mala experiencia. Ahora puedes encontrar toda la información que necesitas sobre productos eróticos sin moverte del sofá navegando por la web y, además, ¡adquirirlos de forma fácil, cómoda y discreta! Recordá que en Eclipsia Sex Shop, te garantizamos discreción y en nuestro stock aparecen todas las características del producto para que evalúes.

En conclusión, hay que ver la estimulación sexual como algo natural que hace parte de las muchas aristas que componen la vida de una pareja y de todos los seres humanos en general. El disfrutar y explorar la sexualidad contribuye al bienestar físico, emocional y mental. ¡Deja atrás los tabúes y comienza a disfrutar tu vida sexual!