Aunque no lo sabemos todo sobre los placeres de los hombres, estamos seguras de que hay algunas cosas que tienen en mente que no se atreven a confesarnos. Pero aquí te contaremos en líneas generales lo que los hombres no nos suelen pedir en la cama pero que se mueren por hacer. 

1. Preliminares prolongados Los preliminares no son solo para el disfrute de la mujer, a los hombres también les gusta extender el placer y la diversión y explorar su sexualidad de forma diferente. ¿Has escuchado a algún hombre quejarse por tener demasiado sexo oral? Claro que no, porque les encanta. Y no solo esto, innovar con algún juguete o lubricante también está en sus pensamientos.

2. Tener el control ¡Deja que se haga cargo! Les encanta llevas las riendas y ser el que tenga el control. Pero no pueden negar que el momento en el que tú te pones encima y él se deja llevar es algo que también les vuelve locos. Por eso los juegos de rol son perfectos para cumplir estas fantasías.

3. Que seas más cariñosa Aunque este parezca uno de nuestros deseos, no es así. A los hombres les encanta que les abracen, que les miren a los ojos, que les den besos y les digan lo mucho que les quieres mientras hacés el amor. El romanticismo también les atrae, ¡no son de piedra!

4. Tomarse su tiempo Para despertar el deseo se necesita un tiempo, los besos y caricias y ese momento de excitación previo es también muy importante para ellos.

5. Ser dominados Hay momentos en los que lo único que les apetece es ponerse a tus órdenes, que les ates a la cama y los dejés llevar por la situación. Esto puede ser un poco complicado de proponer, por eso hay veces que es mejor que simplemente tomes tú la iniciativa y te pongas en plan dominatrix.

6. El poder del sexo oral Sí, que te bajes al pilón es algo que supera sus fuerzas. Por eso si eres innovadora en este aspecto garantiza el máximo placer para tu chico. Varía los ritmos, el movimiento... Llevarle al séptimo cielo está chupado.

7. Hablar de sus deseos Hablar de vuestras fantasías sexuales mientras los imaginas cumpliéndolas es algo que seguramente los ponga a cien a los dos. Además mientras estás en la cama en plena acción, decirte lo que le gusta y lo que no es algo que también les encanta. ¡Anímale a que se comunique contigo en esos momentos!

8. Acercarse por detrás Muchas mujeres son reacias a probar el sexo anal, pero es algo que a los hombres siempre les llama la atención. Puede que la negativa de las mujeres a hacer estas prácticas sexuales sea lo que haga que ellos lo vean como un reto emocionante. Pero si tú no te sientes preparada, seguro que tiene otras muchas fantasías sexuales que puedes realizar.

9. Las caricias Que recorras su cuerpo con tus manos es algo que puede con ellos. Eso sí, detente y tómate tu tiempo en los puntos clave para ponerle a cien. El uso de cremas y lubricantes para este momento es idóneo, aunque la masturbación sea la protagonista en este punto, no puedes pasar por alto tampoco las demás zonas erógenas de tu chico. Descubre todo lo que puede hacer el estimular los cinco sentidos en el sexo.

10. Ver cómo te das placer Ver a una mujer masturbándose siempre vuelve locos a los hombres, hace que su deseo aumente más. Si quieres prolongar este momento no dejes que él te toque, que solo mire hasta que no pueda más y su excitación esté por las nubes.

11. El lenguaje subido de tono Se vuelven locos cuando le dices al oído todas las cosas perversas que le vas a hacer en la cama. Prueba a jugar con él, cuando estéis en público susúrrale al oído alguna idea salvaje que se te ocurra, ¡no dejará de pensar en ello!

12. Las sorpresas Un baile erótico, un conjunto de lencería provocativa, posiciones imposibles sacadas del kamasutra... Todo lo que se salga de la rutina y avive la llama es bienvenido. Tampoco hace falta hacer algo complicado, pero procura que sea algo original que no se espere. ¡Le va a volver loco!

13. Hacer el amor lento mientras el romanticismo invade el ambiente les gusta, pero descontrolar un poquito y pasar al sexo salvaje y primitivo es algo que les gusta todavía más.

14. Juguetes sexuales: Muchos hombres se sienten intimidados por los vibradores, pero no se dan cuenta de que pueden ser sus mejores aliados. Hay otra sección del sector masculino que le encantaría probar todas las maravillas que pueden hacer los juguetes pero no se atreven a confesarlo. ¿Y si un día sorprendes a tu chico con unas bolas chinas?

15. Porno en pareja Que la mayoría de hombres ven porno en solitario es un hecho, pero lo es también que les gustaría que lo viéramos con ellos. ¡Piénsalo! Seguro que podéis sacar algunas ideas y ponerlas en práctica más tarde...

16. Verse en plena acción Esto seguro que más de uno jamás lo reconocería, pero un espejo en el techo o en una pared son grandes aliados para ellos. ¡Les encanta verse en plena acción!

17. Cambiar de ubicación El dormitorio y la cama están bien, pero al final acaba siendo monótono. A los hombres les gusta el riesgo y el cambio, hacer el amor en la cocina, en el salón, en el baño... ¡Hasta en un sitio público! Puede que sea tímido y no te lo proponga, pero si tienes tú la iniciativa te aseguramos que va a ser un momento muy emocionante.

18. Montar un show Hacer un striptease y montar todo un espectáculo es algo que les encanta, pero por ambas partes. Ser ellos los que bailan y se quitan la camiseta al ritmo de la música mientras hacen los movimientos eróticos de Magic Mike, o que seas tú la que te pongas en plan Demi Moore en la película Striptease.

19. Subir el volumen Una buena forma de hacerle saber que va por el buen camino son los gemidos, para ellos son un aliciente para esforzarse más y hacer que llegues al cielo. Las respiraciones profundas y los gritos de placer son bienvenidos, ¡no hay nada más motivador para ellos!

20. Subirles la autoestima Los complejos no son solo cosa nuestra, los hombres también tienen dudas con respecto a su cuerpo, a su forma de hacer el amor y, ¡la gran preocupación! El tamaño de su pene. Unas palabras motivadoras siempre les vendrán bien.

21. El punto G masculino Este sí que es un tema controvertido, muchos hombres son reacios a que exploremos su trasero pero no saben hasta qué punto puede llegar su placer si encontramos su punto G o Punto R. Los que ya han experimentado esta sensación, ¡seguro que están deseando repetirla!

Tomado de Enfemenino