1. Lubricación: el agua elimina casi el 100% de la lubricación vaginal. La fricción a la hora del coito hace que el dolor aparezca y sea poco placentero tener sexo; si es de los que tiene muchas ganas podrías usar un lubricante resistente al agua.

2. Anticonceptivos, un problema: usarlos en el agua no funciona, ya que se resbalan y puede ser complicado durante el movimiento sexual. La solución sería un buen lubricante resistente al agua. El preservativo no solo previene embarazos, sino enfermedades de transmisión sexual.

3. Arena: si es de los que cree que la arena es un buen lugar, estás equivocado. La arena puede hacerle daño a la vagina y pueden perforar el preservativo.

4. Infecciones: sea en la pileta o en el mar, es contraproducente mantener relaciones sexuales en el agua porque puede “pescar” una infección. Si el agua no está bien tratada, sobre todo la de una piscina, corrés el riesgo de obtener una infección urinaria y hongos genitales.

Fuente: http://www.ronniearias.com/

Desde Eclipsia sexshop te recomendamos lubricantes en silicona para que tus relaciones acuaticas sean mas placenteras!