El tamaño del pene es un tema que suele atravesarse en varias discusiones entre amigos, se trate de hombres o de mujeres. Un tema que, además, está cargado de chistes o de mitos, como que su tamaño es proporcional a los pies del hombre o que varía según la etnicidad.

Para aquellos que aún tienen inseguridades y dudas sobre sus proporciones y les gustaría indagar cómo están frente a otros hombres del mundo, la revista British Journal of Urology International publicó, la que sería la investigación más grande sobre este tema para encontrar un promedio mundial, siendo la más reciente indagación sobre tan polémico punto para hombres y mujeres.

Aunque son varios los estudios que ya habían buscado responder esta pregunta, la novedad de esta investigación, realizada por científicos ingleses, es que reunieron los datos de aquellos estudios en los que efectivamente se les había medido el tamaño del pene a los hombres es distintas condiciones. En total, el grupo liderado por Veale logró reunir las medidas de 15.521 hombres alrededor del mundo a partir de 17 estudios académicos. De esta forma pudieron calcular la medida promedio y estimar cómo se distribuyen los tamaños en el mundo. 

Después de cruzar los datos, los científicos estimaron que, en promedio, la longitud de un pene flácido es de 9.16 cm, mientras alcanza los 13.12 cm cuando está erecto.

En cuanto a la circunferencia, el promedio es de 9.31 cm en periodos de no excitación y de 11.6 cm en erección. Los valores atípicos, además, son raros. Por ejemplo, un pene que llegue a tener una longitud de 16 cm cuando está erecto cae en el percentil 95. Es decir, solo cinco de cada 100 hombres tendrían esta proporción. Igualmente, un pene corto, que escasamente llegue a los 10 cm cuando está en erección tampoco es tan común, ya que solo cinco en cada 100 hombres lo tendrían.

“Síndrome del pene pequeño”

Algunos hombres sufren el llamado “síndrome del pene pequeño“: están preocupados por el tamaño de su miembro aunque éste entre dentro de un rango normal. Estos hombres pueden llegar a sufrir lo que los médicos denominan “trastorno dismórfico corporal“, una preocupación e inseguridad excesivas sobre el tamaño y la forma de su pene que afecta a la calidad de vida y puede llegar a ser un factor de riesgo para el suicidio.

“El trastorno dismórfico corporal puede apoderarse de la vida de alguien y provocar mucha angustia“, explicó Martin Baggaley, director médico del South London and Maudsley Foundation Trust del servicio británico de salud (NHS). Los investigadores alcanzaron conclusiones que derriban algunos mitos sobre esta espinosa cuestión. Por ejemplo,

"Según dos de los estudios analizados, parece que no hay una correlación importante entre el tamaño del pie y el del pene. El tamaño del pene tampoco parece estar relacionado con la edad. Por último, según los estudios revisados, la mayoría de penes tienen un tamaño bastante similar".

“Creemos que los gráficos ayudarán a los médicos a tranquilizar a la gran mayoría de los hombres diciéndoles que el tamaño de su pene entra dentro de un rango normal”, dijo Veale, director de la investigación. Ahora, si está interesado en saber qué tan alejado está su pene del promedio, no olvide que el estudio tuvo en cuenta una metodología de medición supremamente rigurosa para llegar a estos datos.Por lo que tendría que hacerlo igual.

La longitud fue tomada desde el hueso púbico hasta la punta del glande en el lado superior del pene. Para hacer la medición con exactitud, comprimieron toda la grasa que podía estar por encima del hueso púbico y descartaron los milímetros de más que pudiera agregar el prepucio. Por su parte, para medir la circunferencia, se hicieron dos mediciones que se consideran equivalentes: en la base del pene y alrededor del centro del eje.

La investigación, además de buscar darle tranquilidad a la mayoría de los hombres sobre su tamaño, también entró a desmitificar algunos datos.“No hubo pruebas sólidas para vincular el tamaño del pene a otras características físicas como la atura, el índice de masa corporal o el tamaño del calzado”,  explica Science. Además, el estudio afirma que “no se encontró una correlación significativa entre las dimensiones genitales y la raza o etnia”, aunque Veale también señala que la investigación no fue diseñada para responder esa pregunta. De hecho, gran parte de los hombres que se estudiaron son caucásicos.

Argentinos ven su pene un 50% menos del tamaño real

Angustiado, exigido, ansioso y evitando llegar a situaciones de intimidad. Así enfrenta la vida un hombre que cree que tiene el pene demasiado pequeño. Pero ¿Qué significa en realidad tener un "pene pequeño"? Por comparaciones desafortunadas, muchos argentinos tienen mayor tamaño del que ellos imaginan. "La consulta por el 'complejo de pene pequeño' es de relativa frecuencia, tanto en consultorios privados como en hospitales públicos. Sucede cuando llega un varón que tiene un pene normal, pero piensa y siente que su pene es chico", aseguró Adrián Helien, médico psiquiatra del Equipo de Medicina Sexual Hospital Durand, al periódico Clarín.

Helien -que también es presidente del Capitulo de Sexología de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA)- realiza un test bastante gráfico a sus pacientes. "Los hago dibujar en tamaño real la medida de su pene. Esto permite visualizar cómo lo perciben en su mente. Luego les pido que se midan con una regla, para tener la medida objetiva y real. En la enorme mayoría de los casos, el pene real es de mayor tamaño que el que ellos imaginan". Y sigue: "la proporción muestra un error que supera el 50%. O sea, se lo ven un 50 % menor del tamaño real".

Este complejo, según el sexólogo, "acarrea problemas en su vida sexual como: inhibición y evitación de las relaciones sexuales. Y el riesgo es que se prolongue durante años, generando baja estima y cada vez mayor inseguridad". La realidad es que los argentinos piensan que la única forma de satisfacer a las mujeres es con un pene que tiene que tener un tamaño determinado - muy grande-. Según el experto esto habla de una "enorme ignorancia".

Eso comienza con un enorme estrés y termina con una enorme exigencia. Y sabemos que la exigencia no se lleva bien con el placer". El que sigue esa regla inflexible, a la larga, termina con una posible disfunción sexual. "Además, hay que conocer que la mayoría de las mujeres necesita estimulación clitoriana para llegar al orgasmo, lo cual no es dado en la penetración vaginal o es muy débil o depende de la posición de la pareja para que sea efectiva", concluye.

Recopilación de El Espectador, Clarin y El Diario