El  punto “R” se encuentra en el recto del hombre, lo que significa que solo se puede estimular a través del ano. Esta zona está llena de terminaciones, por lo que otorga gran placer a los chicos. Anatómicamente se encuentra en la próstata, alrededor de la uretra y justo en el cuello de la vejiga. Incluso, la excitación manual de dicho punto provoca la eyaculación de una mayor cantidad de semen según los especialistas.

Para muchos hombres hablar del punto R es un tabú, pues equivale al punto G de las mujeres pero se encuentra en el ano.

Este “Punto G” masculino, es la glándula prostática y el perineo. La próstata es una glándula del tamaño de una nuez, que controla las erecciones, la eyaculación y los orgasmos masculinos; y el perineo es el área entre el escroto y el ano. El perineo no tiene una función específica, pero permite un acceso indirecto a la próstata, la cual, puede ser accedida a través del pasaje anal, y cuando es estimulada, tiene el poder de generar orgasmos increíbles.

LO QUE DEBES SABER SI DECIDEN EXPERIMENTAR CON EL PUNTO R:

Antes de intentar estimular el punto R en los hombres es fundamental que la pareja haya tenido una buena comunicación y hayan logrado un acuerdo de cómo y cuándo hacerlo. Y principalmente, hay que dejar atrás todos los prejuicios y connotaciones homosexuales que generalmente se adjudican al sexo anal en los hombres. Después de todo, disfrutar de la estimulación anal no es un indicador de orientación sexual. En otras palabras, si le dices a tu novia “tócame ahí atrás”, ella no asumirá que eres gay, ni mucho menos.

Además no debes olvidar:

  • Uso de lubricante
  • La estimulación debe ser suave durante los primeros encuentros
  • No presionar si la pareja no desea que esta práctica sexual se realice.

JUEGOS SEXUALES CON EL PUNTO R

1.- ESTIMULACIÓN MANUAL Muchas mujeres disfrutan al llevar a cabo esta clase de estimulación, particularmente al ver el poderío de los orgasmos resultantes. Si quieres intentar algo altamente erótico, dile a tu pareja que te practique sexo oral mientras te estimula la próstata. Nuestra sugerencia: coloca los brazos contra el respaldo de un sofá e inclina el cuerpo hasta alcanzar un ángulo de 90º.

La glándula puede ser alcanzada insertando un dedo lubricado en el ano, o para los más osados, también con juguetes sexuales. Masajear amablemente la glándula puede producir orgasmos explosivos a muchos hombres

2.- BESO NEGRO Hubo una época en que la mayoría de las mujeres no tenían idea de lo que era un beso negro. Por suerte, esos días han quedado atrás, y hoy casi todas están familiarizadas con esta técnica. Si quieres agregar una dosis adicional de éxtasis a tu próxima sesión amatoria, simplemente sugiere la práctica de la técnica del beso negro. Magnifiquen el poder de los orgasmos estimulándose manualmente el uno al otro.

Estimular el Punto G masculino es algo que muchos hombres encuentran muy gratificante y absolutamente delicioso.

Tomado de: www.emedemujer.com y http://www.tuguiasexual.com